Zara está presente en  77 países con una red de 1.516 tiendas ubicadas en emplazamientos privilegiados de las principales ciudades.

La marca Zara sube cuatro puestos, hasta el número 44, en el ránking de las marcas más valiosas del mundo que anualmente elabora la consultora de marca Interbrand. Sus ventas y beneficios crecen  a pesar de la crisis; el beneficio neto alcanza los 717 millones de euros, un 14% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior

Bases del negocio: Escuchar al empleado y al cliente

En Zara  se cuida mucho la actitud del empleado y la opinión de los clientes. Las dependientas preguntan al cliente, le escuchan  y transmiten sus preferencias a las jefas de tienda.  Sus resultados afirman lo eficaz que es esta política.

La adaptacion de su producto a las demandas de los clientes

En Zara el diseño se concibe como un proceso estrechamente ligado al público y además sus diseñadores se inspiran en las firmas de alta costura.

El éxito de Zara también reside en la variedad y en la renovación constante del género.Aproximadamente, dos veces a la semana, llegan nuevos productos y se va retirando lo que no se vende. Todos los días, las jefas de la planta de Zara transmiten a la central las impresiones sobre el diseño y el color de la ropa que los clientes manifiestan a los dependientes. La incesante información sobre las inquietudes y demandas del cliente, que llega de las tiendas pasa  a un equipo de creación de más de 200 profesionales del diseño, quienes se esfuerzan por producir lo que el cliente quiere,

Por último, quiero destacar que  Zara tiene capacidad de dar una respuesta rápida a la demanda de sus clientes que son muy variados. Su confección está dirigida a todo tipo de público (niños, niñas, mujer jovén, trabjadora, hombre…) y abarca diferentes estilos. Zara sobre todo destaca por su capacidad de adaptación a las tendencias de la moda actual, vistiendo aquellas ideas, tendencias y gustos que la propia sociedad ha ido madurando.  De otro lado, para vender las prendas sobrantes de colecciones anteriores tienen como solución las tiendas lefties especializadas en prendas de low cost.