Líderazgo femenino

¿Cómo lidera la mujer?

Según una encuesta de Dirección femenina dirigida por Blanca Moreno, el 57 %  más de la mitad de mujeres españolas consideran que si existe un estilo de liderar propio de las mujeres.

Consigue el compromiso

 Según se desprende del estudio “La Mujer Profesional en el Siglo XXI” realizado por Womenalia  entre sus mujeres afiliadas, el  liderazgo femenino  logra la implicación y el compromiso de los trabajadores, un  aspecto muy relevante que es clave  actualmente para las empresas.

Un estilo práctico, participativo, directo

Las encuestadas definen el estilo de dirección femenino como práctico, participativo, y directo que favorece la colaboración entre la líder y el subordinado.

“Se trata de una forma de dirigir en la que se apuesta por la gestión del talento humano, sacando lo mejor de cada trabajador para cada proyecto. Del mismo modo, las mujeres directivas favorecen la interacción y el diálogo y consiguen la implicación y el compromiso de los equipos. Y, en definitiva, es un tipo de liderazgo que logra la implicación y el compromiso de los trabajadores, pieza angular de las empresas.

Un estilo cotizado en tiempos de crisis

Según Womenalia, la dirección femenina en tiempos difíciles se puede plantear como alternativa, pues como sabemos, con la crisis la mayoría de las empresas españolas se ven limitadas en sus posibilidades de incentivar económicamente  a través de retribuciones extra  salariales.

Estilos directivos complementarios

Estilo masculino: competitivos, el corto plazo, el éxito personal

En cuanto a la forma de dirigir de los hombres, las mujeres opinan que se trata de un tipo de dirección en el que prima la competitividad y el éxito personal. El  liderazgo masculino está enfocado al corto plazo, en este estilo de dirección la gestión del tiempo está basada  en el número de horas en la oficina.

Los estilos directivos de liderazgo masculino y femenino son complementarios

La gran mayoría de las mujeres trabajadoras considera que el estilo de liderazgo femenino y el masculino son complementarios y, por lo tanto, deberían estar presentes a partes iguales en la empresa.  Consideran que la convivencia de ambos favorecería la igualdad de oportunidades. Sin embargo, según se desprende del estudio esto no es así, puesto que  el 40,6% de las mujeres que trabajan por cuenta ajena (56%) afirman que la presencia de mujeres en altos cargos en sus empresas es nula o inferior al 25%.

Barreras de las Mujer Líder

El tiempo, la conciliación, la desigualdad de género, la promoción interna

En opinión de las trabajadoras, las barreras con las que las mujeres se encuentran a la hora de escalar puestos son: el tiempo de dedicación al puesto (25,8%), las dificultades para conciliar (30,2%) y la desigualdad de género (30,5%). Además, hacen hincapié en la falta de promoción interna que hay en las empresas (32,5%).

Del 57% que afirmaron que existe  un estilo directivo femenino,  el 55% está a favor de incorporarlo en las empresas españolas, puesto que consideran que ayudaría a favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral.

Womenalia.com tiene como misión crear una Red social de Networking Mundial de Mujeres Profesionales que ayude a fomentar e impulsar la presencia de mujeres en puestos  directivos, en la creación de empresas o en la generación de auto-empleo. Para ello, Womenalia pone a disposición de la mujer profesional una plataforma online colaborativa que integra red social, portal de contenidos y herramientas profesionales.

Fuente: Encuesta Womenalia Estilo Directivo Mujer