En este post me pongo el sombrero rojo para destacar que cuando las cosas van mal, el personal tarde o temprano se enterará. Por tanto, es conveniente expresar esa preocupación y explicar en una reunión lo que está pasando.

sombrero-rojo

El post contiene dos reflexiones y tres conclusiones sobre la importancia de comunicar siempre y relata la conversación de dos amigas que sospechan lo que pasa dentro de su organización; la falta de información les genera desconcierto e incertidumbre.

 que-esta-pasando-en-mi-empresa

En la Cafetería: “me siento nerviosa”

Rebeca y Cristina desayunan todos los días juntas en la cafetería más próxima a su empresa. Ambas son administrativas y llevan trabajando más de ocho años en la empresa.

¡Prefiero saber qué está pasando en mi empresa!

Rebeca.- ¿Qué tal va todo Cristina? ¡Va!, que no es poco. La verdad es que tengo miedo por lo que pueda venir; ayer el jefe tuvo una reunión de más de 3 horas y cuando por fin terminó salió con una expresión que no me gustó nada. Algo se está cociendo...

Cristina.- Lo mismo intuyo yo, en mi caso mi jefe ha concertado cita con un periodista, hace dos días me pidió que recopile información contable de hace 3 años. ¿Qué estará pasando? Francamente, me siento muy nerviosa, lo que me faltaría es que mañana me enterase por la prensa que nuestra empresa está en suspensión de pagos.

 Gestión informativa de la crisis 

2 conclusiones

  1. Las crisis –las de gestión-  no suceden en la empresa de forma repentina, sino que son progresivas, consecuencia de políticas y decisiones equivocadas por parte de la dirección.
  2. En todo caso, en la gestión de cualquier crisis debemos evitar trasladar miedos e inseguridades, innecesarias como el caso de Rebeca y Cristina. No olvidemos que las actitudes y los sentimientos son contagiosos y el personal puede comprender la situación si se les explica todo con claridad, a través de una reunión personal o departamental y /o mejor aún, si se escribe algún artículo en la revista interna.

3 Reflexiones 

Primera reflexión:

Hemos visto en este caso que Rebeca y Cristina son embajadoras de la marca, portavoces de la imagen interna, parte implicada y afectada.

Si se da una situación de crisis, el personal de la empresa debería ser el primer público informado. Si no es posible,  se debe procurar informarles de manera simultánea.

Naturalmente, la información que se aporte a todos los empleados debe ser, por lo menos, la misma que se facilite a la opinión pública.

Los colaboradores (empleados) tienen derecho a saber qué está pasando; es necesario que conozcan la realidad, las dificultades por las que atraviesa la empresa.

Segunda reflexión

Al personal hay que informarles con rapidez, con sentido de responsabilidad y transparencia, aunque siempre protegiendo la información confidencial.

Los colaboradores nunca deben enterarse a través de rumores y, mucho menos por la prensa de una situación crítica de la empresa.

Tercera reflexión

Por último,  conviene  valorar que los empleados son portavoces de la marca ante su cículo de amigos y familiares y ante la opinión pública.

 

Y tú, ¿qué opinas? ¿En tu empresa se cuentan las malas noticias?