Sombrero Negro

Liderazgo y gestión de personas

CONTRARY TO POPULAR

Let's intro your website here. Ut hendrerit sem ut dolor commodo, at dignissim lectus sagittis. Nam pharetra convallis elit, in mollis diam fermentum pharetra. Praesent risus nibh, aliquam non ornare sed, posuere sit amet neque. Nullam in ipsum nisi.

Visit Website
Este post utiliza el sombrero negro porque es crítico con lo que ocurre con un mando recién ascendido.  Explica  el caso de una líder cuya actitud, impide se cumplan las metas y da pautas cómo dar feedback negativo.

El líder: aprender a dar y recibir feedback

Berta Jiménez, 35 años, con 10 años de antigüedad en el hotel es promocionada para ocupar un puesto de Dirección en el área de Comunicación comercial. Su misión será implantar el plan de redes sociales en coordinación con otras áreas cuyas integrantes tienen menos de dos años en el puesto.

el-lider

 Berta ha destacado por su buen desempeño como programadora de sistemas de información, tiene amplia experiencia y formación en nuevas tecnologías y ha terminado satisfactoriamente un curso de Community Manager.

Berta está encantada de poder dirigir a cuatro personas y de trabajar en coordinación con las áreas de comunicación interna, eventos y RRPP.

Al principio, todo iba más o menos bien, pero después empezaron las discusiones, Berta no aceptaba que se cuestionen sus ideas, mucho menos, que las desafíen con otras propuestas  mejores o, la cuestionen. Siempre quería llevar “la voz cantante”, sintiéndose ofendida si se cuestionaba su autoridad o experiencia.

Dos meses después de su nombramiento, los cuatro miembros de su equipo y los tres coordinadores de área experimentan todo tipo de problemas. Berta atribuía esas dificultades a las demandas siempre cambiantes de los clientes, a los  recursos económicos limitados, pero todo el equipo y las coordinadoras de área, coincidían en opinar que  Berta carecía de habilidad para gestionar un grupo de personas.

Las quejas no cesaban hasta que la Directora de RRHH decidió exponer con claridad el problema.

¿De qué depende la efectividad del liderazgo?

La efectividad del personal que desempeña cualquier puesto de liderazgo suele venir determinada tanto por su personalidad como por sus competencias y habilidades personalesLa experiencia y formación son necesarias, pero no son suficientes. Los mejores jefes son aquellos que aplican su inteligencia emocional en el trabajo, controlan sus emociones y están siempre dispuestos a escuchar las ideas de todos.

Los directivos que quieran obtener resultados en el entorno actual caracterizado por la incertidumbre y cambio constante, tienen la necesidad de demostrar que disponen de formas de influir para conseguir de su equipo compromiso y colaboración.

 ¿Cómo dar feedback negativo a un Líder que no rinde?

Dar feedback negativo de forma constructiva pone a prueba nuestra habilidad directiva en gestión de personas.

A continuación, el sentido común y algunos conocimientos de psicología, aconsejan lo siguiente:

Preparar la reunión

-Acordar una fecha para reunirse y hablar con toda tranquilidad del tema.

– Hablar en privado en un entorno tranquilo, aislado y acogedor.

Documentarse acerca de lo que ha pasado.

  • Verificar los hechos, su rendimiento y resultado.
  • Comprobar entrevista de  desempeño: se señalaron las expectativas y objetivos del puesto.

–  Centrarse en los problemas generados, no en la personalidad.

La reunión

– El día de la reunión, crear un ambiente de confianza.

– Destacar las razones por las que fue designado a desempeñar el puesto.

– Utilizar las preguntas abiertas -las usadas por los periodistas- qué, cuándo, cómo , quién, por qué…

Escuchar las respuestas.

– Dejar hablar.

Preguntar e indagar

  • Averiguar los motivos: personales (mala salud, otras dificultades…); si el método de trabajo es el adecuado o, si los procedimientos son anticuados.
  • Otros problemas posibles: personalidad, objetivos poco claros, escasa formación, disciplina.

Valorar

  • Concretar en qué hay carencias formativas.
  • La actitud del entrevistado y si las dificultades se pueden resolver con la formación adecuada.

La conclusión 

  • Motivar al colaborador para que realice de nuevo el trabajo.
  • Acordar un plan de mejora.
  • Fijar fecha para volver a tratar el tema.
  • Si después de un seguimiento se observa que no hay cambios, con un mensaje positivo hay que cambiar al colaborador a otro puesto donde podamos aprovechar al máximo sus cualidades.

¿Ha vivido una situación similar?  ¿qué harías si un mando no cumple objetivos?¿ Le darías  una segunda oportunidad? ¿lo despides? ¿lo ubicas en otro  puesto?

Fuentes consultadas

Instituto Superior de Estudios Empresariales (2012), notas del curso “Gestión de Equipos”.

Seís estilos para liderar

¿Te ha gustado?

  • Excellent
    0
  • Very Good
    0
  • Average
    0
  • Poor
    0
  • Terrible
    0

Quizás te interese...

Colaboración empresarial

Barreras que frenan la colaboración

Reputación online

Jefes tóxicos

El presupuesto de comunicación interna (2)

Suscríbete al blog por correo electrónico