Pensar y hacer pensar

En este post explico que el especialista en comunicación interna debe ser un pensador crítico, positivo, con mentalidad abierta y creativa y propongo utilizar los 6 sombreros en la gestión de la comunicación interna.

¿Por qué utilizar en Comunicación interna el método de Bono?

La novedad que te traigo es el método de Edward Bono aplicado a la comunicación interna. Mi intención es aportar creatividad y, un modo diferente de trabajar la comunicación interna. Estoy convencida del gran aporte de Bono a los procesos de comunicación y a las decisiones, así que, a partir de este post a cada temática le pondré un color.

En el 2003 leí el libro 6 sombreros para pensar y me encantó; este verano lo he releído con el afán de encontrar inspiración e ideas creativas, lo he repensado y este es el resultado.

Los 6 colores del comunicador interno

6-sombreros-para-la-comunicacion-interna (1)

El responsable de comunicación interna y los seis sombreros

Siempre he creído que el responsable de comunicación interna debe ser un especialista pero además, un pensador crítico, un profesional positivo, con mentalidad abierta y creativa.

Como pensador, necesita movilizar las mentes de la  organización mentes racionales, críticas, positivas, objetivas, creativas…  Necesita hacer pensar, generar debate, fomentar el diálogo formal y argumentativo, generar ideas y aportaciones para  ayudar a gestionar, resolver o prevenir  la problemática de la organización.

Así también, el responsable de comunicación interna como buen pensador, necesita tomar decisiones escuchando y tomando en cuenta la opinión y el sentimiento de otros miembros de la empresa. Sus decisiones deben facilitar el desarrollo sostenible del negocio y promover la colaboración y la cooperación.

Me explico, y para esto acudo a la Rae

 Colaborar: trabajar con otra u otra persona en la realización de una obra.

Cooperar: obrar conjuntamente con otro u otros, para un mismo fin.

Indudablemente, el comunicador interno tiene la responsabilidad de cooperar y sobre todo, tiene el reto de fomentar la colaboración, una filosofía de interacción donde se realizan actividades conjuntas aprendiendo el uno del otro, intercambiando conocimientos y experiencias, para facilitar el logro de una meta o de un objetivo.

 No olvidemos que los empleados son colaboradores y los llamamos así porque en su trabajo diario se relacionan con unos roles y responsabilidades definidas, con la finalidad de conseguir algo que en soledad no podrían conseguir. Tampoco ignoremos que en el futuro, las organizaciones seguirán cambiando  serán redes de conocimiento, por tanto, hay que implantar cuanto antes, la cultura colaborativa para innovar.

Importancia del pensamiento colaborativo en la empresa

Las nuevas características de la economía, de la sociedad y de la empresa demandan una actitud colaborativa permanente.  Hoy la mejor opción para trabajar en proyectos y en equipo consiste en crear una red colaborativa ya que compartiendo información y conocimiento seremos capaces de crear sinergias, mejoras y diseñar estrategias innovadoras.

La dirección de la empresa es la responsable de favorecer y apoyar la creación de redes internas en la empresa, la cual requiere una cultura empresarial flexible y de unos canales, de modo que sea posible el intercambio de conocimiento, el flujo de nuevas ideas y de aportaciones.

Sin embargo, crear, alimentar y mantener unas redes de trabajo requiere de tiempo, de participación y de método. En este sentido, el responsable de comunicación interna puede ayudar a pensar y contribuir al pensamiento colaborativo en la empresa. Para conseguirlo propongo el uso de los 6 sombreros de Edward Bono.

El método de los 6 sombreros para pensar

El método de los 6 sombreros  representa seis formas de pensamiento y de ver la realidad. Un  método de eficacia demostrada, útil para las discusiones, para mejorar la comunicación y  la toma de decisiones en equipo.

El Dr. Edward Bono  en el inicio de los 80 inventó el método para pensar mejor: “6 sombreros para pensar” ( Six Thinking Hats)  Este psicólogo convertido hoy en una autoridad internacional del pensamiento lateral afirma que, cuando se está pensando se suele hacer mucho al mismo tiempo  y por eso, terminamos siendo confusos e ineficaces.

Bono propone para que ganemos efectividad separar el pensamiento en seis modos diferentes y los denomina los seis sombreros para pensar.

10 Ventajas del método de los 6 sombreros

  1. Es una técnica sencilla, fácil y divertida.
  2. Permite hacer participar a todos, se rompe el espiral del silencio.
  3. Todos pueden expresarse, nadie es censurado, ni etiquetado por sus opiniones
  4. Nos beneficiamos de la opinión y conocimiento de todos.
  5. Se afronta el problema o la situación, desde diferentes perspectivas y puntos de vista.
  6. Se fomenta el pensamiento colaborativo, intuitivo y creativo.
  7. Ahorramos tiempo y mejoramos el rendimiento somos eficientes.
  8. Obtenemos resultados somos eficaces
  9. Se avanza de forma rápida en las reuniones y toma de decisiones.
  10. Y quizá, la mejor opción es que creamos un marco para la creatividad e innovación.

 Promover la participación y creatividad con 6 colores

El método promueve que las personas desarrollen más de un solución para un determinado problema, entendiendo “problema” no como algo negativo sino como un desafío.

Según el Dr.Bono cada color tiene una simbología y un uso concreto.

Sombrero azul. El azul es el color del control, equivale al director de orquesta es el que monitorea el pensamiento, asegura el respeto de las reglas de juego, es responsable de la síntesis, de la visión global y de las conclusiones. Se utiliza para dirigir y establecer el orden.

Lo utilizaremos como especialistas de comunicación interna para hacer pensar y promover la participación, para tomar decisiones, para seguir y evaluar nuestra actividad como comunicadores.

Sombrero blanco: El blanco es neutro y objetivo. El sombrero blanco se ocupa de hechos de datos objetivos, de números y  de cifras.

Lo utilizaremos en comunicación interna para pensar de manera más objetiva.

Sombrero rojo: El rojo es el color de los sentimientos, de las emociones: tristeza, alegría, ira. Nos facilita la visión emocional. para expresar.

Lo utilizaremos en comunicación interna para dejar expresar sentimientos, sin necesidad de justificación.

Sombrero negro: El negro es el color triste, previsor y negativo.

Lo utilizaremos en comunicación interna para valorar la parte negativa, para ser críticos, para prevenir  riesgos y pensar por qué algo no podría salir bien.

Sombrero amarillo: El amarillo es el color alegre, vivo y positivo; representa la esperanza, el espíritu constructivo.

Lo utilizaremos en comunicación interna para destacar las ventajas, los aspectos positivos.

Sombrero verde: El verde es el color de la fertilidad, de las alternativas, de las ideas nuevas, de la creatividad. Está íntimamente relacionado con su idea de pensamiento lateral o divergente.

Lo utilizaremos en comunicación interna para fomentar la innovación, para abrirnos a otras posibilidades.

Los 6 sombreros: un método aplicado a las empresas

La técnica de los seis sombreros para pensar es utilizada por empresas como IBM, Prudential Insurance, Federal Express, British Airways, Polaroid, Pepsicola, DuPont, y Nippon Telephon y Telegraph, entre otras.

También este método es utilizado en el sector de la formación, educación  y  ha encontrado amplios modos de empleo en el sector británico de la innovación, es ofrecido por numerosas consultorías

“Seis Sombreros para Pensar” es una técnica efectiva demostrada y con grandes ventajas para la empresa que la utilice para ver los efectos de una decisión desde diferentes puntos de vista. ¿Tú, qué opinas?

Fuentes

Edward bono

La organización del futuro basada en el conocimiento

RAE