En  este post me pongo el sombrero azu,  para hacer una comparación del DIRCOM interno con el Director de orquesta, a partir del análisis del trabajo que  ambos realizan. Los comunicadores internos asumen cuando son directivos el reto de conseguir la mejor sinfonía antes escuchada.

sombrero-azul

 

El Dircom interno como director de orquesta

Me gusta  aplicar la metáfora: ¡El comunicador interno es un director de orquesta!.; me parece  muy adecuada, porque en el plan de negocio de cualquier tipo de empresa la figura y el aporte del comunicador interno es clave.

Una empresa conseguirá muy poco si carece en su estructura organizativa de un responsable de comunicación interna.

.

 

 

DIRCOM interno y el Director de orquesta

¿En qué se parece el Dircom interno al Director de una orquesta? 

Ambos son líderes de equipos

Como directores necesitan tomar la iniciativa y liderar equipos.

Ambos necesitan organizar y gestionar equipos

El coordinador o responsable de comunicación interna, al igual que el director de orquesta, desde su posición directiva se adelanta, coge la batuta, toma la iniciativa y realiza estudios de diagnóstico para después, organizar las actividades de comunicación interna con un plan.

Ambos necesitan de una batuta

El DIrcom  interno necesita de una batuta para marcar el compás de comunicación del negocio. Como director de la gran orquesta que es la empresa, da los pasos necesarios para que cada responsable de área, asuma el  protagonismo, es decir, interprete su rol e intervenga con el aporte esperado, creando sinfonía. Aspira a que el gran equipo, que son las diferentes áreas, se desenvuelva de forma coordinada. La batuta la mueve, por ejemplo, cuando hay reuniones departamentales, para indicar el desarrollo de la reunión,  para coordinar trabajos, o proyectos concretos.

Ambos utilizan una partitura

El DIRCOM interno al igual que el director de orquesta, para conseguir la coordinación, ensaya, presagia resultados, se sirve de una partitura, que en su caso es el plan estratégico de comunicación interna . En este sentido, se ocupa de que todos participen y sepan que existe una partitura y, un proyecto corporativo con una misión, visión y valores. Cuida por esta razón, la evaluación de su plan de comunicación, para seguir mejorando consciente de que en el trabajo coordinado, todo el conjunto de personas den su mejor aporte.

Ambos preparan un gran debut

Se parecen , porque ambos directores asumen el gran reto de la puesta en escena.Tanto el Director de orquesta como el Dircom interno preparan una gran función, un gran debut.  El debut del comunicador interno es el proyecto actual en el que está trabajando, según el plan de comunicación. Es profesional siempre tiene alguna novedad para sorprender: una campaña, o alguna noticia que contar. Para llevar a cabo sus grandes proyectos busca los mejores medios para que en el momento de la obra, el impacto sea el esperado.

Ambos aspiran crear un ambiente de armonía

El Dircom interno, tiene unas responsabilidades similares al director de una orquesta,  en tanto que es el encargado de coordinar el trabajo de las áreas de la empresa, consiguiendo la participación de todos en un ambiente de armonía.

Ambos necesitan dominar técnicas para no desafinar

El Director de orquesta domina técnicas para crear armonía, procura que nadie desafine; en este sentido, forma y asesora en habilidades de comunicación  sobre todo a los líderes de la organización.  El Dircom interno, además, utiliza diferentes técnicas de comunicación para favorecer el entendimiento y  prevenir conflictos.

Ambos gestionan talento

Así mismo, ambos directores movilizan talento, a un ritmo. El Dircom interno sabe que  puede no ser el más hábil en utilizar un instrumento musical, pero sí conoce cómo crear la mejor melodía, por esta razón sugiere una formación concreta. En cualquier empresa, se necesita coordinación (melodía) para afinar a todos, e ir (en una misma dirección) hacia los objetivos. Sin la figura de este DIRCOM todo puede ser un desastre.

Ambos marcan el compás

El Director de orquesta marca el compás y hace que intervengan todos, al igual que el comunicador. Del Dircom interno depende que el desempeño y aporte de los equipos multidisciplinares se realice en el mejor ambiente posible y ningún área vaya en soledad.

Ambos aspiran crear la mejor sinfonía

La similitud del director de orquesta con el Dircom interno es innegable. Para que la empresa consiga que su  mejor producto o servicio y,  este sea uno de los mejores del mercado,  el Dircom interno promueve la cultura colaborativa y la innovación para conseguir crear la mejor sinfonía antes escuchada.

 

Conclusiones

Los responsables de comunicación interna como directores de orquesta que somos, necesitamos:

  • Dominar técnicas participativas para conseguir la mejor orquestación de la empresa.
  • Ampliar nuestros conocimientos en psicología, ya que trabajamos con personas. Por tanto, necesitamos tener conocimiento sobre dinámicas de grupos,  es necesario prevenir conflictos.
  • Asumir la responsabilidad de liderarnos a nosotros mismos, mejorando  siempre en inteligencia emocional y en la habilidad de comunicar.
  • Implicar  a todos: colaboradores, líderes, mandos medios,  personal , para que consigan con frases melódicas (aportes) el mejor desempeño (gestión del talento).

Empresas e instituciones necesitan de Directores de Orquesta para conseguir un producto de calidad e impactar en el cliente externo. Tú, ¿qué opinas?