COMPROMETER

En este post me pongo el sombrero rojo para tratar un tema clave para cualquier empresa: el  compromiso laboral.

Este tema está vinculado con la pasión por el trabajo, la misma que se refleja en el comportamiento proactivo, que a su vez, afecta al rendimiento y a la satisfacción laboral.

sombrero-rojo

La ruta del Compromiso

Uno de los objetivos del responsable del área de comunicación interna es gestionar el compromiso del  personal. El compromiso de los colaboradores es decisivo para conseguir las metas de cualquier tipo de negocio, es la condición irrenunciable para que el personal se involucre en su puesto, en los objetivos departamentales y contribuya así, a los objetivos empresariales.

Podemos tener en la plantilla, a los mejores profesionales en las áreas de: venta,  calidad, logística, informática… todos ellos, con un excelente perfil, en cuanto a habilidades, competencias , talento, e incluso actitud, pero si la empresa no hace nada para que se involucren en los objetivos del negocio, no reconoce su trabajo,  estará desperdiciando su capital intelectual. Y lo más lamentable, es que probablemente,  estos profesionales  no rendirán  de acuerdo a su potencial, no serán todo lo productivos que puedan serlo  y,  en cuanto tengan otra oportunidad, se marcharán a otra empresa.

Las empresas e instituciones que no trabajan el engagement de su personal,  están perdiendo ventaja competitiva, además de arriesgarse a perder talento y oportunidades.

6 pasos necesarios en la Gestión del Compromiso

A continuación, te propongo 6 pasos para avanzar en gestión del compromiso

.

Paso 1. Contratar conocimientos + actitud. Cuidar la selección del personal

Un  primer paso en la gestión del compromiso, es seleccionar de forma adecuada y cuidadosa al personal. Hay que valorar sus conocimientos, su experiencia  pero, además, la actitud. Es preferible contratar profesionales vocacionales, con entusiasmo, con inteligencia emocional, personal que sienta pasión por lo que hacen, porque con esta actitud no hay obligación, sino pasión, disfrute de la tarea.

El compromiso empresarial necesita del compromiso personal. Compromiso es saber y sentir que disfrutas de tu trabajo, porque te gusta lo que haces, porque sabes desempeñarte y es gratificante para ti. Por tanto, aportarás y el resultado de tu trabajo te enriquece a ti,  a tu área y en conjunto a la empresa.

 

 

Paso 2 Integrar al personal en el proyecto empresarial desde su ingreso

El proyecto de empresa enseña el rumbo y ayuda en todo momento, a promover en el colaborador el deseado sentido de pertenencia y compromiso. Por tanto, hay que contar y comunicar al personal ¿Qué es la empresa? (Misión), ¿Qué pretender ser? (visión), explicarle ¿En qué basa sus políticas y comportamientos? (filosofía, credos y valores) , contarle los proyectos o planes que tiene.

Dada la importancia de este tema, convendría incluirlo en el protocolo del plan de acogida. No debemos olvidar, que el proyecto de empresa enseña al colaborador el camino y ayuda a promover en el colaborador el deseado sentido de pertenencia.

 

Paso 3 Dar al colaborador oportunidad de crecer a nivel profesional

Las personas necesitamos saber qué oportunidades de crecimiento tenemos. Esta necesidad debería estar atendida a través de estudios de detección de necesidades  formativas y así, ofrecer oportunidades de formación e incluirlas en los planes de carrera.

Cuando el desarrollo personal es importante para las empresas y se incluye dentro de prestaciones sociales, a través de: programas, métodos, herramientas, técnicas y sistemas de evaluación, la empresa está demostrando con hechos, lo importante que son las personas.  Estas posibilidades de crecimiento suelen ser muy  valoradas por el personal, ya que impulsan habilidades, competencias y  talento.

 

Paso 4 Crear un ambiente de compañerismo y apoyo

La necesidad de crear buenos vínculos entre todo el personal es decisivo pero, no siempre se consigue. Por esta razón, el ambiente de trabajo  debe ser evaluado periódicamente, con el fin de  escuchar y conocer las percepciones del personal,  respecto la política desarrollada, y para comprobar el grado de compañerismo y  el nivel de satisfacción laboral en diversos ámbitos. De esta manera, en función de los resultados obtenidos  se podrán realizar los cambios necesarios para mejorar las debilidades.

Un ambiente de trabajo basado en el compañerismo, ayuda a crear actitudes positivas, aspecto que favorece al desempeño  del puesto,  ya que cuando los colaboradores  se sienten entusiasmados, en confianza, tienen más ganas de opinar, no tienen miedo a equivocarse, tienen ganas de contribuir con su trabajo; se esfuerzan más y dan lo mejor de  sí. El optimismo es  clave!

 

Paso 5 Crear programas de formación para Líderes

El liderazgo empresarial es el motor de la transformación, ellos y ellas,  hacen posible  conducir a las organizaciones hacia la mejora y la consecución de  las metas trazadas. En este objetivo, el líder es el referente, el motivador, el facilitador, el integrador, es el guía.

Sin embargo, aunque estos son los roles de los  líderes, esto no significa que  se sientan perfectos; simplemente, quieren ser buenos líderes ; son conscientes que comenten errores pero, a partir del autoanálisis siempre están mejorando.

Por tanto, es conveniente formar a todo mando con gente a su cargo, de forma permanente, ofreciéndole  programas de formación en habilidades de comunicación, en inteligencia emocional. Otra buena opción es crear dentro de la empresa, escuelas de liderazgo.

Estoy convencida de que el aporte de los líderes : gerentes,  directivos de áreas, jefes y mandos, es  determinante para la gestión de la comunicación interna y para el logro de los objetivos empresariales.

 

Paso 6 Comunicar a través de un plan de comunicación interna

La comunicación interpersonal, departamental, entre equipos de trabajo debe optimizarse.  Hay que  comunicar, comunicar siempre , a través de un plan de comunicación interna, atendiendo la segmentación de las distintas audiencias de la empresa.

El colaborador,  además de sentirse acogido y cuidado, tiene la necesidad de recibir información periódica de su puesto, de su desempeño, de su empresa,  necesita saber hacia dónde camina, ya que si no ve futuro en su compañía, es difícil que se comprometa.

No olvidemos que el personal  es el mejor embajador de la empresa en el exterior, por tanto, es la mejor publicidad en la que puede invertir una empresa.

 

3 Conclusiones

  1. El compromiso es una actitud ante el trabajo, es aportación, es vocación, es  contribución de entrega  que se fomenta, es el vínculo que debe trabajarse.El compromiso se alimenta de la confianza y la gestión de la comunicación interna ayuda a crear un ambiente de confianza
  2. Los profesionales comprometidos  disfrutan con su trabajo, saben hacerlo bien, pueden hacerlo bien, y  quieren;  tiene buena actitud. Sin embargo, en el compromiso también influye el rol de los líderes, ellos  o ellas, deben dar ejemplo de compromiso e ilusión con su trabajo.
  3. Para comprometerse también hay que  recibir; se necesita recibir de la empresa oportunidades formativas y clima de compañerismo, por ejemplo. La gente debe saber, qué se espera de su trabajo, conocer el proyecto empresarial,  saber cómo va a crecer en la organización, que su jefe le explique por qué hago este trabajo,  necesita confiar en su jefe, en sus compañeros, y sentir que la empresa escucha.