Sombrero Negro

Barreras que frenan la colaboración

CONTRARY TO POPULAR

Let's intro your website here. Ut hendrerit sem ut dolor commodo, at dignissim lectus sagittis. Nam pharetra convallis elit, in mollis diam fermentum pharetra. Praesent risus nibh, aliquam non ornare sed, posuere sit amet neque. Nullam in ipsum nisi.

Visit Website
En este post me pongo el sombrero negro para actuar con prevención y pensar en las seis  barreras que impiden la colaboración empresarial.

PREVENIR

Para promover la colaboración empresarial necesitamos conocer las barreras que la limitan, porque la mejor forma de evitar el aislamiento del personal y las guerrillas internas entre líderes de áreas, es la prevención.

¿Conoces las barreras que impiden la colaboración?

La nueva realidad  que tiene como contexto la empresa  sostenible, en red, la escucha al cliente  y  la sociedad conectada, demandan valorar todo el potencial que la cultura colaborativa puede aportar a cualquier organización.

Si bien promover  una cultura de colaboración es el desafío, conquistarla implica activar un plan, con diversas acciones, recursos y métricas para optimizar resultados y así,  superar las barreras que pueden bloquearla.

6 barreras que frenan la cultura colaborativa

Estas limitaciones pueden estar en:

  1. La cultura empresarial
  2. Un clima laboral inadecuado, por ejemplo demasiado competitivo
  3. El liderazgo negativo y/sin credibilidad
  4. Los canales: demasiada información
  5. Mensajes poco efectivos
  6. La omisión de un responsable de comunicación interna.

 #1 Cultura empresarial desfasada

La cultura empresarial es la causante de todo lo que ocurre en cualquier entidad.

La cultura está conformada por la forma ser y comportarse de una organización. Es decir, por los estilos de comunicación, políticas, normativas, credos y valores.

Una cultura desfasada es cerrada, no dispone de  políticas de comunicación, tiende al secretismo,  su propuesta de valor al empleado es pobre, adolece de políticas de desarrollo personal reconocimiento, entre otros proyectos de bienestar al empleado. Este tipo de cultura no innova, no es flexible, por tanto, es una barrera para promover la colaboración.

#2 Ausencia de estudios de clima laboral

Aunque el clima laboral perfecto no existe,  es necesario medirlo para tener datos acerca del nivel de satisfacción laboral.

Hay que medir tanto el ambiente físico como el social. El físico está formado por la distribución de espacios, ruido, luminosidad y ergonomía y, el ambiente social integrado por  las políticas de empresa, comunicación, liderazgo y compañerismo.

El clima laboral  necesita  ser  evaluado periódicamente, como mínimo una vez al año, a partir de encuestas, grupos focales, entrevistas, observación. En estas mediciones se tienen en cuenta los ejes de la productividad:  políticas empresariales, liderazgo y comunicación.

La investigación científica ha demostrado que un mal clima laboral afecta a los resultados del negocio, Por tanto, hay que dar los pasos para su medición; sin escucha, ni medidas correctoras no hay avance.

#3 Liderazgo inadecuado

El líder sea directivo, jefe de área o mando medio puede obstruir la cultura colaborativa si no dedica tiempo a conversar con sus colaboradores. Si tampoco es capaz de liderar con el ejemplo, no podrá transmitir confianza originando los siguientes problemas:

Problemas por falta de credibilidad: el líder no es coherente

  • Aunque parezca mentira existen líderes que no actúan conforme a lo que pregonan y recomiendan. No cumplen lo que prometen, alimentan la rivalidad entre empleados. Algunos esconden información , otros son chismosos, falsean y alteran datos. Como consecuencia, los integrantes de su equipo no creen en su mensaje. Dudan de su ética, de su honestidad y muchos no comparten la forma como gestiona el área, razón por la cual ya están mirando otras oportunidades laborales.

 

Problemas por liderazgo negativo: el mando funciona con un estilo de liderazgo inapropiado, con la división, el temor …

  • El estilo de liderazgo no es el adecuado. Muchos carecen de visión, de compromiso, no viven los valores, no saben comunicar ideas. Nunca tiene tiempo para preguntar y escuchar a sus colaboradores, no cree que parte de su trabajo es comunicarse con su equipo. No entiende que es el principal soporte para una buena comunicación interna.

Entonces, será necesario tener en cuenta la personalidad y el carácter del líder antes de promocionarlos a cualquier puesto de jefatura o de dirección

Los líderes es decir, los jefes o directores deberían ser elegidos por: sus conocimientos, integridad, credibilidad y por su capacidad para comunicar y generar ambientes participativos. La colaboración se resiente si los líderes carecen de habilidades sociales.

#4 Excesivos canales

En una época donde sobreabunda la información, se tiene el riesgo de caer en la desinformación. Una empresa no comunica mejor por tener 10 canales a disposición de su personal, sino por el adecuado uso que haga de los mismos.

La colaboración se puede resentir si se bombardea al colaborador con demasiados mensajes, así como,  si no existe una política clara y unos criterios para el manejo de esos canales.

#5 Mensajes inadecuado

Muchas veces el mensaje se ve empañado no por la estructura ni por el interés del mismo sino  por la falta de oportunidad en su lanzamiento.

El interés de los colaboradores decae rápidamente, sino se transmite con  rapidez. Hay que identificar la actualidad, la oportunidad y claridad del mensaje.

El mensaje eficaz debe aspirar a promover conversaciones, ser atractivo, impactante, claro, capaz de crear vínculos emocionales de enganchar. Debe dominar el asunto del mensaje y el cómo comunicar para impactar.

#6 Ausencia de un  experto en comunicación

En algunas organizaciones todavía no se delega a ningún profesional experto la  gestión de la comunicación interna.

Se cree que la mejora de la  comunicación es la espontánea y la informal y como consecuencia, no se formulan ni diseñan políticas, ni planes, ni tareas de comunicación que garanticen el alineamiento del personal con los objetivos.

Los rumores que siempre surgen en el seno de las organizaciones generan un clima de incertidumbre y confusión Cuando los canales formales no existen o son ineficaces, los trabajadores tienden a buscar fuentes de información alternativas.

Reflexión

La colaboración básicamente requiere de: una política de personal justa y equitativa,  una propuesta de valor al empleado atractiva (PVE),  un liderazgo colaborativo, una cultura empresarial abierta y además, de un responsable de comunicación interna que lidere las conversaciones desde un plan.

Este profesional puede trabajar el objetivo de implantar una cultura colaborativa, si cuenta con el apoyo y la implicación de la Alta Dirección.

¿Qué otra barreras limitan la colaboración en tu empresa? Si compartes tu experiencia, gracias anticipadas.

Fuentes consultadas

Estudios de cultura organizacional

Cambio de cultura y organizaciones que aprenden

Cooperación empresarial: organizaciones que aprenden

Te puede interesar:

Cultura colaborativa y confianza

Cómo empezar a trabajar en comunicación interna

¿Te ha gustado?

  • Excellent
    0
  • Very Good
    0
  • Average
    0
  • Poor
    0
  • Terrible
    0

Quizás te interese...

Colaboración empresarial

Reputación online

Jefes tóxicos

Liderazgo y gestión de personas

El presupuesto de comunicación interna (2)

Suscríbete al blog por correo electrónico