LIDERAR 

Este post es de color verde, porque hablo de innovar  desde una mentalidad digital. Trato sobre los 5 compromisos que implica la digitalizar la empresa: los líderes como facilitadores, igualdad, colaboración,  comunicación interna digital y fomentar la creatividad.

sombrero-verde

¿Cómo liderar  la transformación digital?

La transformación digital es una oportunidad estratégica y una revolución transversal en la cual no hay área, ni sector que se quede fuera.

Optar por la cultura digital implica un cambio, una apuesta por salir de las zonas de confort para adentrarnos al mundo digital, explorar nuevas posibilidades y servirnos de sus adelantos de las TIC en todos los sentidos.

razones

 

Podríamos considerar que liderar la cultura digital es una opción innovadora, necesaria ya que es obvio que cada día van ganando terreno las estructuras planas, el cuestionamiento a las jerarquías y las relaciones de poder, más propias de empresas del siglo XX.

Por tanto, para que la transformación digital sea sólida no debe limitarse a la a la adquisición de tecnología,  a la presencia web, al  uso de la nube, sino que debe abarcar el interior y consolidarse desde una filosofía cultural que demanda 5 compromisos.

¿Conoces los compromisos al optar por la cultura digital?


Implantar una cultura digital es un reto necesario que no debería postergarse e implica apostar por adquirir 5 compromisos:

Compromiso 1: todos somos iguales.

Todos los colaboradores del negocio aportan desde su trabajo a la misión del negocio. En este sentido, todos desde el Director General hasta el último operario deberían tener a priori, las mismas oportunidades de hablar, preguntar y aportar. Nadie debería censurar ideas, puntos de vista, o eliminar debates, es necesario dar voz a todo el personal utilizando la comunicación digital. Este principio de igualdad, permitirá una contribución y aportes más espontáneos y mejores.

Compromiso 2: los líderes deben ser facilitadores.

Los líderes  ya no ejercen el rol de directores son más bien promotores, animadores e incluso formadores. En una empresa con cultura digital nadie es más que nadie, se comparte autoridad y conocimiento, de modo que las aportaciones de calidad son las que otorgan autoridad moral y el prestigio. Desde esta nueva filosofía se debe fomentar el libre intercambio de información y una filosofía de conocimiento compartido.

Sigue leyendo