Sombrero Negro

Colaboración empresarial

CONTRARY TO POPULAR

Let's intro your website here. Ut hendrerit sem ut dolor commodo, at dignissim lectus sagittis. Nam pharetra convallis elit, in mollis diam fermentum pharetra. Praesent risus nibh, aliquam non ornare sed, posuere sit amet neque. Nullam in ipsum nisi.

Visit Website
Este post utiliza el sombrero negro porque es crítico respecto a la colaboración empresarial, señala las 3 barreras que la impiden. Cuenta la conversación de dos compañeras de trabajo

La colaboración empresarial  ¿utopía o realidad?

Cristina, responsable de RR. HH, acaba de estrenar puesto hace apenas dos meses. Se encontraba en su despacho preparando un post sobre barreras a la colaboración para el blog interno de su empresa.

Cristina intentaba ordenar sus ideas

–    Primero: ¿qué es la colaboración empresarial?

–    Después: ¿por qué es tan difícil conseguirla?

–    Finalmente: enumerar 3 barreras a la colaboración

EL MONÓLOGO DE CRISTINA

¿Cómo empezar?

Mientras le venían las ideas, se cruzó con una revista impresa que destacaba en su estantería.

¡Eureka! Ya tengo el comienzo

Cristina recordaba haber leído hacía bastante tiempo, en la Revista Fortune, una entrevista con el Director de Soluciones y Productos de Google Enterprise quien, aprovechando una visita a España, decía que “los empleados son siempre más productivos si colaboran libremente sin barreras”.

Pensaba en la realidad de la empresa española. Ella creía que las palabras sonaban muy bien, delataban buena disposición, y seguro que muchos directivos suspiraban con crear entornos colaborativos. Pero este objetivo no se consigue de la noche a la mañana, se decía a sí misma.

En la práctica la colaboración es sumamente difícil; y si este objetivo es tan complejo de cumplir, las organizaciones en general estarían limitadas para avanzar en ventaja competitiva.

-Bueno, sigamos con el postse dijo en voz alta, lo titularé:

 

ENTENDIENDO LA COLABORACIÓN EMPRESARIAL

La colaboración empresarial  ¿en qué consiste?

En primer lugar, tendré que dejar claro el significado de “colaborar”.

Acudió al diccionario de la RAE, donde encontró el significado:

“Acción y efecto de colaborar. Colaborar es trabajar con otra u otras personas en la realización de una obra, contribuir a ayudar a los otros al logro de un fin.”

Me queda claro—hablaba para sí misma Cristina que la colaboración demanda en las personas tener actitud de ayuda y servicio con los compañeros, con los equipos, con las áreas y con todos, en general.

La colaboración empresarial implica estar dispuestos a facilitar el trabajo, a compartir ideas, conocimientos, explicaciones e información.

Mi objetivo como responsable de RR. HH es conseguir sensibilizar sobre lo que ganamos todos al crear entornos de trabajo colaborativos. ¡Cuánto avanzaríamos! Claro, incluso adelantaríamos a la competencia. Me consta que hay empresas que han conseguido la colaboración entre áreas y personas; comparten lo que aprenden en un curso, no tienen ningún recelo en compartir estudios de investigación, informes... Y si hay estos antecedentes con resultados, nosotros también podremos.

– Se levanta de su asiento y mira hacia la ventana.  Me consta, por ejemplo, que una empresa del sector alimentación ha conseguido, organizando equipos  de innovación multidisciplinares, sumar ideas y grandes ahorros..; y desde esta filosofía sigue mejorando su cuenta de resultados.

Pero me sigo preguntando…. ¿Por qué colaborar es tan complejo y cuáles son las barreras a la ayuda recíproca? Me gustaría descubrir las razones por la que en esta empresa hay tan poco espíritu de colaboraciónpensaba para sí misma Cristina-.

 

Las 3 barreras a la colaboración

En este momento llamaron a la puerta  de su despacho.

¡Adelante!dijo Cristina.

Era Sara, su amiga, responsable de Marketing.  

Perdona, ¿te interrumpo? Vengo a despejarme un poco.

¡No! De ninguna manera,- siéntate-. Estoy escribiendo el post que me ha pedido el área de comunicación interna, y precisamente tú me puedes ayudar.

–  Si, claro que te ayudo Cristina.

– A fin de cuentas tú llevas más años en esta empresa.

Sí pregunta, pregunta. Soy todo oídos -contestó Sara-

– Cuéntame Sara ¿por qué las áreas y el personal en general, apenas se ayuda? ¿Por qué hay tanto recelo?

¡Uf! Eso es  muy difícil de explicar. Factores culturales, amiga.

—Voy a compartir contigo, Sara, un hallazgo

_ ¡Qué interesante suena!

-Investigando el tema me encontré con un artículo muy bueno de unos profesores que colaboran con la Universidad de Harvard. Pon atención a lo que dice la investigación norteamericana, realizada a más de 200 directivos.

Las dos amigas leyeron con atención:

 

 

 

Para resumir, creo que en nuestra empresa, si hacen un estudio parecido, saldrían unos resultados muy similares. Puntualizó convencida Sara-

– Si tú lo dices, yo te creo -contestó Cristina.

 

Barrera 1: egos y vanidad

Continuó hablando la responsable de Marketing-

– Los egos de los líderes, la vanidad, son en mi opinión la barrera más importante que divide  y que ocasiona el síndrome de la empresa fragmentada.

Esta amenaza existe desde hace mucho. La he visto, sobre todo, en algunos directores de área que miran y deciden en función de sus intereses, sin tener una mirada más estratégica. Esa gente funcionan como pequeños estados, como reinos de taifas.

Ya lo veo, Si les cuesta compartir conocimiento, el ego domina su trabajo…- interrumpe Sara

Y después, producto de su ego, se dan los cuellos de botella, el recelo, la falta de confianza, ese es el ambiente que se respira en sus áreas. 

—Creo que vas a tener razón. En dos meses que llevo en esta empresa, lo voy comprobando.

Barrera 2:  líderes no ejemplares

—Y lo que te falta por descubrir. En esta empresa, muchos líderes no viven los valores, ni perciben los beneficios de la cooperación.

  Parece que desde sus posiciones de poder compiten por el reconocimiento, por medallas, por  premios. Ya sabes, colgarse méritos y logros a nivel individual. Este tipo de personas viven obsesionadas  por destacar. Y este afán de brillar les lleva, incluso, a desmerecer o poner la zancadilla para que los demás  no acierten o se equivoquen.

-Ya, ya… Eso lo observé también en mi antigua empresa -añadió Cristina.

Así es. Fíjate, si esto  ocurre a nivel directivo es una pena… Mal vamos Porque desde su posición de líderes, son referentes, exhiben modelos de comportamiento ante su equipo.

–  Claro, Sara! Se da el efecto contagio y aunque en el equipo existan personas generosas  y entiendan la importancia de colaborar, seguirán el estilo sugerido por su jefe inmediato.

Estoy de acuerdo contigo, Cristina. Dime qué les queda a estos empleados sino imitar lo que hace su jefe. ¡Ojo! Y no se te ocurra saber más que tu jefe, que entonces ya ve su posición amenazada.

– Se trata de personas inseguras 

Barrera 3: falta de transparencia

–  ¡Ah! y otra barrera de esta empresa son los recelos por la información. ¡Casi todo es confidencial!

– No puede ser, entonces, falta diseñar políticas informativas y de comunicación -añadió Cristina-

Así es. En esta empresa tendrás mucho trabajodijo Sara—. A ver, ¿tú cómo te comportarías si tu manager fuera inseguro, no te diera información y pregonase unos valores pero se comportara como un egoísta compulsivo?

— Soltaron ambas una estrepitosa carcajada Ja jajaaaa

No tengo ese problema. Estoy exagerando dijo Sara

Bueno, pero tomándonos las cosas en serio creo que los organigramas jerarquizados propios del taylorismo se deben eliminar por Decreto Ley. Ha llegado el momento de las empresas horizontales, de las organizaciones planas. Es mejor no tener tanto despachos compartimentados. Yo crearía espacios abiertos.

No sé cómo se lo tomarían algunos jefes, ya que operar en espacios abiertos equivale a ser transparente, y ese objetivo es muy difícil.

La comunicación debe ser transparente…

Bueno bueno, ya me tengo que ir. Te dejo escribir, no te quito más tiempo. ¿Te han quedado claras las barreras de la colaboración en esta empresa?

Sí:  1)Vanidad, 2) Liderar sin el ejemplo y 3)  Confidencialitis aguditis.

-¡Muy bien sintetizadas!

– Ya tengo el artículo -puntualizó Sara con gesto de alivio-  ¡Muchas gracias Sara! Has aportado grandes ideas para el post

– Gracias a ti Cristina; ya leeré tu post en el blog. ¡Hasta pronto!

Fuente

Puertas y Barreras a la Colaboración Harvard Deusto Scribd.com

¿Te ha gustado?

  • Excellent
    0
  • Very Good
    0
  • Average
    0
  • Poor
    0
  • Terrible
    0

Lelia Zapata

Consultoría en Comunicación interna. Ayudo a profesionales y empresas a implantar soluciones en comunicación interna para favorecer la transformación digital. Estudios de diagnóstico. Auditorías de canales. Proyectos de comunicación interna para promover entornos colaborativos.

Quizás te interese...

Barreras que frenan la colaboración

Reputación online

Jefes tóxicos

Suscríbete al blog por correo electrónico