EPISODIO 3 PROBLEMAS CON EL EQUIPO DE INNOVACIÓN

#3 Los problemas del equipo de innovación

En la empresa Línea Blanca S.A se crea un equipo de trabajo liderado por Marketing, con la misión de aportar mejoras en innovación. Sin embargo, no se consiguen los objetivos previstos.

El fracaso del equipo de innovación, integrado mayoritariamente por personal de marketing, no fue por falta de motivación, tampoco por factores económicos, ni siquiera por ausencia de talentos en Marketing, ya que en ese área trabajaban profesionales competentes en habilidades y formación.

LAS CAUSAS DEL FRACASO DEL EQUIPO

Los informes de RRHH detectan que la mayor parte de sus integrantes no consiguieron los objetivos porque a nivel individual carecen de la habilidad para trabajar en equipo.

La responsable de marketing, Lara, está bastante disgustada porque ella ya había advertido problemas en la gestión de equipos entre generaciones, pero sus propuestas formativas fueron denegadas.

Lara, apenada por el fracaso y el esfuerzo del equipo, comenta a Carlos, el coordinador del equipo: lo ideal hubiese sido que el equipo de innovación asista al taller de técnicas de trabajo en equipo, de modo que, más sensibilizados y formados en el tema, hubiesen podido trabajar en armonía, pensar juntos en la tarea común y aportar ideas… Pero no fue así.

¡Tenemos un problema cultural!, sentencia Lara, y continúa explicándole a Carlos el problema.

El equipo fracasó por falta de formación: hay que ofrecerles nuevos conocimientos, técnicas. Además, el problema latente que me preocupa es el cultural. En la fábrica ya tenemos cuatro generaciones trabajando juntas que conviven a diario: los “veteranos” (nacidos antes de 1946), los “baby boomers” (nacidos entre 1946 y 1964),  la “generación X” (nacida entre 1965 y 1980) y la “generación Y” o del “Milenio” (nacida después de 1980).

Claro que estoy de acuerdo contigo, responde Carlos. Aún recuerdo que en la última reunión alertaste sobre esas tres generaciones que dominaban en la empresa: baby boomers, generación X y generación Y (millenials). Habría que entender que cada generación estuvo impactada por unos hechos que han condicionado su forma de ser.

Lara ya había notado cierta resistencia en las relaciones, los miembros de mayor edad menosprecian las ideas y habilidades de los más jóvenes, y, por su parte, los jóvenes no valoran las ideas y propuestas de los trabajadores antiguos, mayores de 50 años.

APRENDIENDO DEL FRACASO

Lara convoca a los miembros de su área a una sesión de brainstorming, con el objetivo de analizar los posibles problemas que habían impedido alcanzar las metas. Al finalizar la sesión de media hora, obtienen una lista de posibles fallos.

Lista de posibles fallos:

Faltó formación en gestión de equipos y técnicas para trabajar en equipo

Sin formación no se adquieren conocimientos ni competencias.

No hubo metas claras asumidas por todos

Además, la misión no fue tan específica, sino genérica. Tampoco existía entre los integrantes la cohesión necesaria para lograr el objetivo.

La dirección no se implicó

Cuando las cabezas de la empresa toman el proyecto a la ligera o no están por la labor de animar, de apoyar y de transmitir a través del ejemplo, todo se va al garete.

Ausencia de liderazgo

En el equipo no existía un líder capaz de organizar, animar y autogestionar el equipo. No se formó en habilidades, ni al líder ni a los equipos.