Fase 1: la formación Episodio 8

Episodio 8

Formar equipo para trabajar en equipo

Mi intención aquí es que hagamos piña», hace una breve pausa mientras intenta empatizar con su equipo. «A todos os gusta el fútbol, ¿verdad?», pregunta. 

«Sí», contestan todos, incluyendo Enma, la única chica del área. 

 «Una peña es un grupo, continúa Daniel, y, como sabéis, en ella, algunas personas se conocen y otras no, pero se reúnen para ir juntas a los partidos de fútbol a apoyar al mismo equipo. Sus integrantes, como miembros de la asociación deportiva, son grupos.

Les pongo un ejemplo. Los seguidores del Real Madrid, como grupo, forman una asociación para recaudar fondos, motivar al equipo y asistir a todos los encuentros que dispute el Real Madrid. ¿Os dais cuenta de a dónde quiero llegar? Ellos cuando crean eventos y grupos lo hacen con la intención de sacar adelante un proyecto, no con la pretensión de crear o formar equipo.  

Nosotros, al igual que los equipos de fútbol, nos hemos congregado para crear un equipo de trabajo

Es muy importante que recordéis esto: un equipo de fútbol aspira siempre a crear equipo. Y en la mayoría de las veces suele conseguirlo.

Un grupo de personas reunidas con el fin de sacar adelante un proyecto no necesariamente pretenden crear o formar equipo».

«Es verdad, comenta Arturo, en el fútbol, el éxito y el fracaso de los partidos se mide en función del trabajo en equipo».

«Así es», contesta Daniel, y los demás parecen también estar de acuerdo. 

 

«Aunque es importante dejar dos cosas bien claras», añade Daniel.

1º No hay equipo sin apoyo mutuo y  2º sin sentimiento de solidaridad no es posible avivar la complicidad.

EL FÚTBOL Y EL TRABAJO EN EQUIPO

«Continuemos con el ejemplo del fútbol, dice Daniel, que parece que así se entiende mejor lo que estoy intentando transmitir».

 En el fútbol, sus integrantes cumplen con  5 requisitos: meta compartida, integrantes complementarios, coordinador competente, cultura de equipo y método de trabajo y estrategia de juego.

1.META COMPARTIDA O MISIÓN CLARA

Un equipo de fútbol se forma para que consigue unas metas. Las metas que a nivel individual no son posibles de alcanzar se convierten en éxito al trabajar en equipo. La meta es ganar la liga o la copa.

2.INTEGRANTES COMPLEMENTARIOS

En un equipo de fútbol para que lo sea, requiere de una organización en torno a las habilidades y talentos de fútbol que se complementan. Un equipo de fútbol necesita de un equilibrio de roles, entrenador, delanteros, defensas… El coordinador reparte las tareas y los roles que deben desempeñar los integrantes. Así mismo, los empodera en su tarea, rol y responsabilidades.

3.COORDINADOR COMPETENTE.

Para que un equipo de fútbol funcione necesita de un entrenador competente, integro, justo, con experiencia. El fútbol necesita de una cabeza visible que haga de interlocutor entre los miembros del equipo, y que marque los objetivos y la visión. Este coordinador debe diseñar la estrategia, entrenar al equipo y conseguir la colaboración, apoyo y asistencia de todos.

4.ENTRENAMIENTO Y ESTRATEGIA

No basta la buena disposición hay que crear un modelo, un plan de trabajo, seguir un entrenamiento, diseñar una estrategia y revisar las jugadas y los resultados. La estrategia de juego es decisiva para conseguir resultados. Esta estrategia debe ser evaluada en función de los resultados conseguidos y cambiada cuantas veces haga falta.

5.CULTURA de EQUIPO

En un equipo de fútbol prima el nosotros, la visión compartida; se destierran los individualismos y se sacrifica el ego para pensar en los objetivos del equipo. De esta manera, la competencia exclusiva en la toma de decisiones colectivas estará basada en la cooperación.

Los valores del equipo deben promover el orgullo de pertenencia y contribuir a que se consigan los objetivos. Por tanto, el equipo se fortalece cuando se viven unos valores como: respeto, la unión, compañerismo, apoyo, la generosidad, el aprendizaje, la sinceridad y  la comprensión.