Pon color a tu comunicacion interna

Eficacia y eficiencia

EFICACES Y EFICIENTES

En este post me pongo el sombrero azul para hablar de resultados y de la diferencia entre eficacia y eficiencia. Ocurre que solemos confundir la eficacia y la eficiencia, se emplean como sinónimos y no es así.

 

Diferencias entre eficiencia y eficacia

La eficiencia

La eficiencia en comunicación interna está ligada a los recursos disponibles, al ahorro de costes, a la creatividad.

Un ejemplo de eficiencia podría ser, hacer viable un proyecto de formación consiguiendo los objetivos con un presupuesto económico ajustado y en un plazo record.

Para este trabajo nos asignan recursos referidos a: dinero,  nº de personas,  herramientas … Nosotros controlamos los tiempos, optimizamos todos los recursos, implicamos al personal, evaluamos la actividad formativa y  comprobamos según unos indicadores que todos los integrantes han alcanzado la meta.

Hemos llegado a la meta en poco tiempo, gastando pocos recursos, con un ahorro de costes para la entidad. ¡Somos eficientes!.

La eficiencia hace alusión al mínimo esfuerzo y al ahorro.

La eficacia

La eficacia en comunicación interna está vinculada al esfuerzo del responsable del área, a su sentido práctico, a su capacidad de conseguir lo que se propone.

Un ejemplo de eficacia podría ser gestionar y tramitar un taller sobre Gestión de equipos dirigido a mandos medios, fuera de horario laboral.

En este caso, no existe motivación por el aprendizaje debido a la experiencias anteriores y al poco tiempo disponible. Le advierten a la responsable que la no habrán inscripciones, debido a la pasividad de los mandos.

La responsable moviliza al personal a través de una campaña en la newsletter y con videos para movilizar a los mandos de la empresa, pone un título atractivo al taller y consigue que  un 90% de los mandos de la organización se inscriban y asistan al curso. Lo mejor de todo es que organiza un taller lúcido y todos salen motivados con la temática del aprendizaje.

La frase que sintetiza la eficacia sería:

 No sé como se la ingenia, pero ha conseguido la implicación de los mandos más reacios a la formación.

En este aspecto cuenta mucho la auto-motivación, el sentido de responsabilidad, la simplificación y creatividad para hacer las  gestiones adecuadas y la destreza para conseguir  el objetivo propuesto.

¡ Somos eficaces!.

La eficacia hace referencia a la capacidad para obtener resultados.

CONCLUSIÓN

Comenzar siendo eficaces.

Aunque el objetivo y lo ideal sería ser eficaces y eficientes, es recomendable comenzar siendo primero eficaces (consiguiendo objetivos) y después eficientes (generando además ahorro, optimizando recursos)

Ambos retos dependen de la cultura de empresa y de las  actitudes de sus directivos y líderes. Si estos líderes se esfuerzan por ser eficaces y eficientes, los miembros de sus equipos, probablemente sigan su ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.